Cantando a Paco Ibáñez



Tenía yo 13 años cuando el maestro entró en clase con un tocadiscos. La música que sonó era distinta a la que solían poner por la radio o la televisión. Aquello debió impresionarme más de lo que creyera porque recuerdo que la primera cassette que me compré (debería tener 16 años) fue justamente la de aquello que oímos en clase: PACO IBÁÑEZ EN EL OLYMPIA. Escuché tantas veces aquella cassette que, como diría Kiko Veneno, se le saltaron los cachitos de hierro y cromo.
Con estas canciones aprendí a hacer mis primeros acordes de guitarra. Me recuerdo en el patio del instituto cantando 'Palabras para Julia' o 'La mala reputación'. 
 Las primeras canciones que compuse fueron precisamente poemas musicados de Antonio Machado, Miguel Hernández, Rafael Alberti, etc. al estilo de como lo hiciera Paco Ibáñez. Así que no puedo negar que su obra me ha inspirado y me ha influenciado muchísimo.



___ 

"LA MÁS BELLA NIÑA" (Luís de Góngora / Paco Ibáñez)














. Una paloma blanca 
como la nieve, 
me ha picado en el alma; 
mucho me duele.

Dulce paloma, 
¿cómo pretendes
herir el alma
de quien te quiere?
Tu pico hermoso
brindó placeres,
pero en mi pecho
picó cual sierpe.

Paloma ingrata,
¿por qué pretendes
volverme males
dándote bienes?
¡Ay! nadie fíe
de aves aleves;
que a aquél que halagan,
mucho más hieren.
.

Por las ramas del laurel
van dos palomas oscuras.
La una era el sol,
la otra era la luna.

”Vecinita”, les dije,
”¿dónde está mi sepultura?”
”En mi cola”, dijo el sol.
”En mi garganta”, dijo la luna.

Yo que estaba caminando
con la tierra a la cintura
vi dos águilas de mármol
y una muchacha desnuda.

Por las ramas del laurel
van dos palomas oscuras.
La una era la otra
y la muchacha era ninguna.

”Aguilita”, les dije,
”¿dónde está mi sepultura?”
”En mi cola”, dijo el sol.
”En mi garganta”, dijo la luna.

Por las ramas del cerezo
vi dos palomas desnudas.
La una era la otra
y las dos eran ninguna.

Por las ramas del laurel
van dos palomas oscuras.





Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.

Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.

Todas esas cosas
había una vez
cuando yo soñaba
un mundo al revés.

(J. Agustín Goytisolo)



  Aristóteles dijo, y es cosa verdadera, 
que el hombre por dos cosas trabaja: la primera, 
por el sustentamiento, y la segunda era 
por sonseguir unión con hembra placentera.

Si lo dijera yo, se podría tachar, 
mas lo dice un filósofo, no se me ha de culpar.
De lo que dice el sabio no debemos dudar,
pues con hechos se prueba su sabio razonar.

Que dice verdad el sabio claramente se prueba;
hombres, aves y bestias, todo animal de cueva
desea, por natura, siempre compaña nueva
y mucho más el hombre que otro ser que se mueva.

Digo que más el hombre, pues otras criaturas
tan sólo en una época se juntan, por natura;
el hombre, en todo tiempo, sin seso y sin mesura,
siempre que quiere y puede hacer esa locura.

Prefiere el fuego estar guardado entre ceniza,
pues antes se consume cuanto más se le atiza;
el hombre, cuando peca, bien ve que se desliza,
mas por naturaleza, en el mal profundiza.

Yo, como soy humano y, por tal, pecador,
sentí por las mujeres, a veces, gran amor.
Que probemos las cosas no siempre es lo peor;
el bien y el mal sabed y escoged lo mejor.

.
Ya está el niño en el portal
que nació en la portería,
San José tiene taller
y es la portera María.

Vengan sabios y doctores
a consultarles sus dudas,
el niño sabelotodo
está esperando en su cuna.

Dice que pecado es
hablar mal de lso vecinos
y que pecado no es
besarse por los caminos.

Que se acerquen los pastores,
que me divierten un rato,
que se acerquen los humildes,
que se alejen los beatos.

Que pase la Magdalena,
que venga San Agustín,
que esperen los Reyes Magos
que les tengo que escribir.

















2 comentarios:

  1. Anónimo4.6.13

    Mejorando lo bueno.
    (Rude)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rude! Eres un amigo :)

    ResponderEliminar